Ermita de San Roque

interiores

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Ermita de San Roque

La Ermita de San Roque se encuentra en el barrio que lleva su mismo nombre, a las faldas del Castillo de Santa Bárbara. Se trata de un edificio de reducidas dimensiones de planta basilical con el eje longitudinal orientado en sentido Oeste-Este, que fue construido en el siglo XVI y restaurado a finales del siglo XIX.

Cuenta con dos capillas laterales que están cubiertas por pequeñas bóvedas de cañón, manifestando al exterior unos falsos contrafuertes. Guardiola Picó pretendía con ello dotar al edificio de un lenguaje neomedieval.

El altar mayor, que alberga el “”Cristo de los Gitanos”” es de planta semicircular y cuenta con un diámetro menor que la latitud de la nave. En la fachada oeste, donde debía estar la puerta de la ermita de 1559, Guardiola Picó construyó una torre campanario de planta construida con sillería y verdugadas, casi cuadrangular con una puerta abocinada, que a día de hoy permanece cegada.

Muy cerca de la Ermita de San Roque, se encuentran el Parque de la Ereta y la Ermita de Santa Cruz.